¿Como tener una relación de amor… desde el amor mismo?

“Y lo encontré, ¡Vaya que si!

Y me soltó…  Y lo solté

Y se fue… Y me fui

Y me amo. Y lo amé

Y tenía miedo… Y yo no…

Y dudo…Y no volvió…

Y fin…”

Por Psicóloga Giovanna Soto Pedraza

En el artículo de hoy voy a hacerte preguntas, pueden o no tener respuestas, sin embargo, la simple reflexión nos acerca un paso más a la relevancia de la búsqueda de nuestro bienestar.

Uno de los pilares de la vida de los sujetos, suele estar depositado en el amor, el amor de pareja, el amor romántico, el amor depositado en otro, en otra… Este amor idealizado, vivido cómo anhelo máximo de la vida de un sujeto. Y también es bien cierto que hablar sobre el amor no pasa inadvertido.

A lo largo de la historia, encontramos un montón de referencias que versan en torno a la idea del amor romántico y que en buena medida, determina lo construido y aprendido a través de la cultura, los medios, la religión, la literatura, la música y todo lo que nos rodea, pero, ¿te has preguntado si este modelo de relaciones amorosas donde se cree en la eternidad del amor, que el amor lo supera todo y que puede con todo es verdadero? 

Es decir, ¿Es posible pensar que el amor de pareja tiene límites? Por ejemplo, ¿Qué hay con la idea de posesión de una persona sobre otra, o la idea de perdonar todo en nombre del amor?, ¿Es el amor verdadero consecuencia de un sufrimiento per se? Todas estas ideas han sido determinadas por el sistema para que sobre nosotros exista una presión social con la finalidad de encontrar a una persona a quien amar y que nos ame y entonces ser felices, ¡Por fin ser felices! si esta fórmula falla, entonces has fracasado. O al menos, eso dicta la norma.

Demos un paso más, la definición que da la RAE sobre el amor es la siguiente: 

 “Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear”.  “Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo”.

¿De verdad el amor de pareja nos “completa”? , para amar y ser amados ¿Debemos “entregarnos” a alguien? 

Bueno, en muchos casos la idea del amor si está pensada y vivida desde este sitio de sumisión, dependencia y apego, piensa ahora en la primera canción de desamor que venga a tu mente… Si esa, esa que has cantado mil veces, con la que has llorado y te has aferrado a pensar en todas las construcciones del amor romántico idealizado.

Es posible entonces deconstruir los conceptos que creíamos sobre el amor, tratar de reflexionar sobre su origen y modificar nuestras creencias, para muestra un botón: “Para que el amor sea verdadero nos debe costar, nos debe doler, nos debe vaciar de nosotros mismos”  Madre Teresa de Calcuta. Una más para ponerlo más en claro: “Ama hasta que te duela, si te duele es buena señal” Madre Teresa De Calcuta

El amor entra en lo terreno de lo imaginario, de todo lo que uno cree que el otro posee como cualidades únicas y atesorables y que dentro de esta creencia le hace creer al otro mismo que también posee lo que él o ella buscan en ti. Entonces, el amor se convierte en un juego entre amado y amante, entre el que ama y el que se deja amar, un baile suave, apasionado y fugaz… Empero, por fortuna, el enamoramiento tiene una fecha de caducidad puesto en letras pequeñas que solemos no (querer) leer.  

Lo imaginario del amor consiste en creer lo contrario, que el amor supone una relación en la cual uno encaja en el otro, nada más alejado de lo que sucede, pues el amor es en soledad, espera entonces un encuentro propicio para aparecer.

Por tanto el amor no busca una correspondencia, ni que seas afín a la otra persona, ni que compaginen, el amor supone, el amor se supone, por eso puede presentarse bajo cualquier forma, tamaño, color, etcétera. El amante le supone al otro no lo que nos “gusta” o nos “conviene”, sino en relación a nuestro síntoma.

En la “Balada del café triste” Carson Mccullers escribe una frase muy sencilla para pensar en el amor: “En primer lugar, el amor es una experiencia común a dos personas. Pero el hecho de ser una experiencia común no quiere decir que sea una experiencia similar para las dos partes afectadas. Hay el amante y hay el amado, y cada uno de ellos proviene de regiones distintas”.

¿Cómo hacer que el amor trascienda? En esencia el amor parte de la idea, que es correcto dar todo, por amor mismo, que el amor todo lo puede, que si es verdadero puede con todo, que es para siempre.

Ahora, con toda esta información, la invitación es justo a que puedas crear y recrear tu propia definición de amor, basado en tus propias creencias, en tus vivencias y en la plena conciencia y libertad de ser.

 Te comparto que en mi propia definición de amor entran conceptos como: Atención, cuidado, libertad, respeto, crecimiento, responsabilidad, confianza, afecto y por sobre todo amor propio.

Cuando pensamos el amor a partir de la idea de “darse al otro”, nos quedamos sin nada y lamento (no del todo, a decir verdad) contradecir a la Madre Teresa de Calcuta, pero habría que repensar la idea de sufrimiento para creer que eso es amor, ¿el amor duele?, no, duele el desencuentro, la desolación como todo en la vida cuando acaba, cuando no es correspondido, cuando se cierran ciclos, pero el amor propio nos salva del sufrimiento, sufrir no debería ser pues, una condición del amor sacrificado, sino pensar en una construcción de un amor siempre armándose y rearmándose, de acuerdo al momento de tu vida, con la conciencia de que el amor acaba si no se nutre del compromiso mismo de hacer que circule el deseo y bajo la consigna de que nada es seguro en esta vida excepto la muerte, de amor no morimos, sin duda alguna, pero el riesgo de saberse amada y ser amante quizá sea la apuesta más grande que nos jugamos, una apuesta evanescente, una apuesta de vida y muerte, que vale la pena vivir desde un lugar sano y consciente.

¿Y tú cómo vives el amor?

Si necesitas más información o acompañamiento no dudes en escribir, acércate a Mind² y ¡Potencia tu mente!

Artículos relacionados

Uncategorized

Guest Blogging

Colabora con el blog y conviértete en autor ¿Te interesaría colaborar en Mind²? A continuación te explicamos todo lo que hay que saber. Si te

Psicoterapia Online

La mejor experiencia, desde cualquier lugar, en la palma de tu mano.

© 2020 Derechos Reservados Mind2

Hecho con ❤