¿Y SI MI HIJO O HIJA ESTÁ DEPRIMIDO, QUÉ HAGO? El optimismo como factor protector de la depresión infantil

por Psic. Giovanna Soto Pedraza

El tema de la depresión aún crea un debate en torno a su presencia  durante la infancia. Actualmente, la depresión infantil es reconocida como un problema real y de alta incidencia en los niños y niñas, los expertos siguen poniéndose de acuerdo en cuanto a su conceptualización. Sin embargo, en este artículo hablaremos de una perspectiva actual que engloba esta problemática tan común en la población infantil hoy día. 

Entre los principales síntomas que los investigadores han determinado para diagnosticar una depresión infantil, se encuentran los siguientes: manifestaciones de irritabilidad, dificultades de aprendizaje, inseguridad, no asiste a clases con regularidad, no quiere jugar y de manera general presenta problemas de comportamiento que se vuelven evidentes en los distintos contextos donde se desenvuelven los niños y niñas (escuela, casa, actividades deportivas, etc.)

Cuando se habla de depresión infantil, los investigadores señalan que los niños y niñas experimentan un alto grado de sufrimiento subjetivo que se manifiesta en síntomas que suelen verse cuando los niños y niñas presentan un ánimo irritable, o se vuelven inexpresivos con sus emociones, también se tiene una percepción de no ser bueno o buena para nada, problemas con sus pares y un autoestima baja, se sienten desmotivados para hacer contacto social y esto se muestra en un autoconcepto negativo.

De manera más específica la depresión infantil es un problema donde intervienen de manera conjunta factores de tipo ambiental, biológico, personal y psicológico. 

En el aspecto biológico se ha relacionado con un déficit funcional de serotonina, asimismo se ha señalado que existe una influencia genética de forma que la probabilidad de que se presente un cuadro depresivo en la infancia es más alto en niños y niñas con padres que presentan trastornos emocionales. 

Otro factor determinante, presente en la depresión infantil es cuando los niños y niñas están expuestos a altas exigencias escolares que deben cumplir, los niños y niñas en etapas escolares pueden llegar a percibir la falta de control sobre el ambiente escolar, produciendo en ellos frustración, apatía y cuadros de ansiedad. De igual forma, puede llegar a existir una sobre exigencia en relación a los tareas y actividades que detonan en un agotamiento emocional escolar y cuyo fenómeno está asociado a la depresión

Y a todo esto ¿Qué hago si detecto alguna de estas conductas en mi hijo o hija?

Lo primero y más recomendable es que consultes a un especialista para que con todos los elementos que puedas aportar se realice un diagnóstico oportuno y un plan de acción terapéutico para que tu hijo o hija reciba la atención oportuna y tenga un seguimiento integral no solamente con un Psicoterapeuta, sino en su ambiente escolar, familiar, social y sobre todo emocional.

Aunado a esto, hoy quiero hablarte sobre la relevancia de mantener una actitud “Optimista” que la Psicología positiva propone como un factor protector para evitar la depresión en niños y niñas, así como también con adolescentes.

En este sentido, la Psicología positiva propone explorar no solo las condiciones patológicas de la personalidad, sino también aquellas emociones positivas que incluyen las capacidades, competencias, fortalezas y virtudes que potencializan el bienestar personal y procuran que llevemos una vida más plena. El objetivo principal es que estas cualidades actúen como factores protectores de los trastornos psicológicos y de la salud en general.

Seligman y Csikszentmihalyi (2000) señalan que el progreso mayor de la prevención procede de una perspectiva centrada en el desarrollo sistemático de competencias. Dentro de este nuevo campo el optimismo es una de las variables más estudiadas. Avia y Vázquez (1998) indican que, además de ser requisito para la supervivencia, es condición indispensable para una vida plenamente humana, una de las mejores armas para adaptarse al medio y transformarlo, un mecanismo que permite que las personas sean capaces de superar el infortunio, de construir y soñar el futuro. 

Los beneficios del optimismo son numerosos. Se asocia a índices más bajos de enfermedad, de depresión y de suicidio, y a niveles más elevados de rendimiento académico y deportivo, adaptación profesional y calidad de vida familiar (Gillham, 2000; Seligman, 1998; Seligman, Reivich, Jaycox, y Gillham, 2005). También se considera un factor protector del consumo de sustancias en situaciones estresantes (Torres Jiménez, Robert, Tejero, Boget y Pérez de los Cobos, 2006). 

¿Cómo puedes aplicar esto en casa? por ejemplo, si tu hijo o hija dicen “no sirvo para la escuela”, puede plantearse de distinta forma si preguntamos ¿Qué si te gusta de la escuela? ¿Qué consideras que la escuela pudiera cambiar para que te sintieras mejor?, la idea es cambiar los atributos negativos que encontramos en nuestra vida cotidiana y retribuirlos de manera positiva, para planificar estrategias que busquen solucionar nuestros conflictos.

Seligman, Reivich, Jaycox y Gillham, (2005) utilizan el juego del pastel muy útil para los niños que tienden a ver su contribución a los problemas en términos de todo o nada y tiene dificultad para asumir parte de la responsabilidad. La tarea consiste en proponer el mayor número de causas de la adversidad, tanto internas como externas, valorando el problema con la mayor objetividad posible, sin echar toda la culpa a uno mismo o a los demás, y distinguiendo las causas que dependen de uno mismo y permiten solucionar el problema de las que dependen de factores externos como los demás o el azar, protegiendo la autoestima.

La idea en sí, es lograr una flexibilidad cognitiva que permita a nuestros hijos e hijas evaluar todas las perspectivas posibles para solucionar conflictos cotidianos, esto, si se realiza de manera constante y se vuelve un hábito, permitirá reforzar su autoconcepto y autoestima, logrando así que sean adultos, tolerantes a la frustración y a los cambios que se les presentarán a lo largo de su vida y previniendo la aparición de trastornos como la depresión y los cuadros de ansiedad, tan frecuentes hoy día.

Si requieres más información acércate a Mind² y ¡Potencia tu mente!

Artículos relacionados

Uncategorized

Guest Blogging

Colabora con el blog y conviértete en autor ¿Te interesaría colaborar en Mind²? A continuación te explicamos todo lo que hay que saber. Si te

Psicoterapia Online

La mejor experiencia, desde cualquier lugar, en la palma de tu mano.

© 2020 Derechos Reservados Mind2

Hecho con ❤