Viviendo la cuarentena con tus hijos.

Por Mercedes Gutiérrez Pérez

Psicoterapeuta Cognitivo Conductual.

La cuarentena representa un gran reto para todos, sin embargo, las formas de vivirla o sobrevivir dependen de muchos factores personales que convergen; para cada miembro de la familia representa enfrentarse a distintas actividades.

Podemos encontrar en redes sociales artículos que nos aconsejan cómo sobrevivir al aburrimiento y muchos de ellos nos plantean diversas actividades de como meditar, hacer ejercicio, jugar juegos de mesa, ver series, etc. Pero la realidad para las familias con niños es otra, principalmente las madres que se enfrentan a un sin número de actividades, este aburrimiento nunca llega, entre las numerosas actividades de la casa (Preparar comida, lavar trastes, lavar ropa, etc.), las actividades laborales ( home office ), las clases en línea de los niños , entre muchas otras labores que realizar durante el día, se vuelve prácticamente imposible tener un momento de descanso y distracción, el día parece ser más corto y falta tiempo para poder realizar un sin fin de actividades; esto implica que la cuarentena se convierta en una realidad agotadora.  No podemos dejar de lado también el papel de los padres en esta labor donde normalmente el home office acapara la mayor parte del día y deja poco espacio para poder ayudar con el cuidado de los niños.

Si a todo lo anterior le anexamos la parte emocional donde a los padres se les bombardea con mensajes de disfrutar a los hijos de ver la cuarentena como una oportunidad para jugar, convivir, cuidar, etc. Pero que pasa si no es posible si de pronto se vuelve una tarea titánica; cumplir con las exigencias del día a día e ir sobreviviendo con el paso de los días, llega el sentimiento de no estar haciéndolo bien, muchas fuentes de estrés internas o externas pueden influir en que esto se convierta en un gran problema.

A continuación te damos algunos consejos para poder enfrentar esta situación, sin embargo depende de cada familia adaptarlos a sus necesidades y estilos de vida.

1.  Establecer un plan de acción para la cuarentena.

Este plan de acción dependerá de las características de tu familia, la edad de tus hijos, las actividades de los padres, incluso si eres madre soltera. Este plan debe incluir escribir las necesidades de cada miembro de la familia y las actividades que se tienen que cumplir, por ejemplo, los horarios de home office puede ser un gran problema ya que, si ambos padres tienen que cumplir con una jornada laboral de 8 horas frente a la computadora y al mismo tiempo atender a los hijos se vuelve una tarea sumamente estresante y agotador, ya que en realidad no hay tiempo para poder cuidar de ellos y estar al tanto de las actividades escolares.

Es aquí donde entra el diálogo y la organización, establecer horarios con tu pareja para poder realizar ambas actividades por turnos, esto generará que cada uno se pueda concentrar en las actividades laborales en un tiempo determinado e ir intercalando las actividades como preparar los alimentos, ayudar con las tareas escolares. Dividir las actividades e incluir a tus hijos en ellas ayudará mucho.

Pero que pasa cuando te dedicas al hogar y no tienes otras actividades, eso no quiere decir que tengas que estar la mayor parte del día atendiendo las necesidades del hogar, al igual establece horarios para realizar actividades individuales y en conjunto. Algo muy importante no te sientas culpable si de pronto quieres espacio para ti, te sirve para retomar energías y ser más tolerante con las adversidades del día a día.

Principalmente es buscar en tu plan acción las redes de apoyo con las que cuentas para poder sacar todas las actividades a flote.

2.  Genera un canal de comunicación familiar.

Crea un espacio para poder expresar emociones y preocupaciones, aunque tus hijos sean pequeños trata de explicarles que todos y cada uno de los miembros de la familia están haciendo un esfuerzo para generar un ambiente agradable durante la cuarentena sin embargo distintos factores pueden influir para que esto no siempre sea así.

Como padre evita ser violento con tus hijos cuando te sientas preocupado o estresado por alguna situación; utiliza el tiempo fuera o escribe sobre tus sentimientos de frustración para poder manejarlos; generalmente los niños siempre tienen necesidades de atención y ellos no saben que estas pasando por un mal momento o tienes actividades que cumplir como llamadas o juntas, platica con ellos antes de realizar estas actividades y explícales que no podrás estar disponible durante este tiempo, pero cuando termines dedicas tiempo para escucharlo.

3.  Fomenta actividades individuales.

Dentro de nuestro plan de acción familiar podemos establecer reglas donde se respeten los espacios de cada miembro de la familia, no todo el tiempo tienes que estar realizando actividades con tu hijo, esto no te permitiría realizar tus actividades diarias.

Una alternativa es explicarles a tus hijos que también pueden realizar actividades a solas, incluso pueden sentarse a tu lado mientras tu trabajas y ellos realizan alguna actividad manual o ven algún programa.

Hazlos partícipes de las actividades del hogar, asígnales una tarea y pide que colaboren en la preparación de la comida o limpieza.

4.  Establece un horario para jugar con ellos.

Es importante jugar con los hijos sin embargo de pronto esto se convierte en un problema ya que los niños pueden pasar la mayor parte del día jugando es prácticamente imposible que puedas seguir su ritmo. Establece un tiempo para jugar no necesitan ser horas completas, puedes darte 15 minutos al día, pídele a tu hijo o hija que piense en la actividad que realizarán y coméntale que será por un momento ya que tienes que realizar otras actividades y llega a un acuerdo.

El tiempo que establezcas depende de tus actividades incluso de tus animos para realizar la actividad, no te sientas culpable si es corto, lo importante es que la actividad se realice.

Recuerda que el aburrimiento no es malo, justo es el inicio para aprender a manejar la frustración. Una alternativa para el aburrimiento es realizar un frasco del aburrimiento en donde tu y tus hijos escriban algunas actividades que pueden realizar si se sienten aburridos, puedes incluir actividades individuales y en conjunto. Esto fomentará su creatividad.

5.  No hay una receta perfecta.

Muchas veces las expectativas que generamos de las situaciones nos causan mucha presión, recuerda que es importante ser realistas y no querer cumplir con todas las actividades que tenemos en nuestra mente, es mejor ser flexible y darnos espacio para poder expresar nuestros sentimientos de frustración. Cuidar de los hijos muchas veces puede ser estresante debido a que son demandantes y requieren de nuestra atención, sin embargo, recuerda que también hay momentos donde puedas estar cansado o sin ánimos, busca darte un momento para distraerte, aunque sea un momento y no te sientas culpable a todos los padres les sucede, sobre todo si tus hijos son muy pequeños.

No hay una receta perfecta, sin embargo, recuerda que todo lo que hacemos con amor siempre genera buenos resultados.

Si necesitas acompañamiento psicológico, acércate a Mind² y ¡Potencia tu mente! 

Artículos relacionados

Uncategorized

Guest Blogging

Colabora con el blog y conviértete en autor ¿Te interesaría colaborar en Mind²? A continuación te explicamos todo lo que hay que saber. Si te

Psicoterapia Online

La mejor experiencia, desde cualquier lugar, en la palma de tu mano.

© 2020 Derechos Reservados Mind2

Hecho con ❤